Cómo incorporar un nuevo socio a la compañía

Las empresas, en algunos momentos de su desarrollo, incorporan nuevos socios para cubrir ciertas necesidades. La inclusión de un nuevo socio en una compañía puede venir dado por problemas económicos, cuando las cuentas nos cuadran; pero también por otras circunstancias como puede ser la expansión o internacionalización del negocio, la renovación tecnológica o para desarrollar un producto o patente, entre otros.

Las diferentes situaciones que se planteen en la empresa, determinarán qué tipo de socio y en qué condiciones debe incorporarse. Para ello será necesario que profesionales, como Galán & Asociados, analicen la compañía y determinen la solución más ventajosa para ella en la incorporación de un socio. Una compañía puede incorporar socios de diferente tipología: capitalistas, industriales, ejecutivos o tecnológicos.

Un socio capitalista será el que aporte financiación a cambio de una parte de la empresa; el socio ejecutivo es complementario a la empresa, aporta experiencia y formación para el desarrollo de la compañía. Por último, el socio industrial también aporta sus conocimientos a cambios de beneficios, y el socio tecnológico es un perfil técnico.

Una vez se ha determinado la tipología de socio que se quiere incorporar, es importante definir la cuota de poder que se le quiere otorgar y realizar el llamado pacto de socios para proteger la empresa. Profesionales como Galán & Asociados llevarán a cabo este pacto en el que se establecen acuerdos y normas.

En esta negociación se determinarán los estatutos y los acuerdos que las partes decidan regular como el funcionamiento de la junta general, los órganos de administración, reparto de las participaciones y dividendos, derechos de acompañamiento y arrastre o cómo se van a tomar las decisiones sobre la expansión y proyectos de la sociedad, entre otros. Este acuerdo puede ser muy extenso o más sencillo, según necesidades.

Una vez establecido este pacto la empresa ya puede incorporar el nuevo socio o socios con la garantía de que está protegida y poder asegurar su futuro.

Jesús Navarro

Director Dpto. Jurídico

TE PUEDE INTERESAR...

El Family Office como herramienta de protección del patrimonio

Tanto cuando las cosas funcionan razonablemente bien, como cuando se ciernen avisos de crisis de cualquier tipo, es esencial tener claro un objetivo en toda empresa familiar: la protección del patrimonio. Nadie está excepto de riesgos y de vicisitudes que puedan condicionar el futuro de una empresa, de su capital […]

La Audiencia Nacional rechaza modelos de registro de jornada creados por empresas que computa sólo tiempos estimados

Los únicos criterios para configurar el registro de jornada son los que se establecen en el Real Decreto Ley 8/2019. Aquellos modelos impuestos por las empresas que no se ajusten a lo que determina la norma no son válidos. Dicho de otro modo, no vale cualquier papel firmado por el […]