El Compliance laboral y el reto de armonizar la normativa estatal y los acuerdos internacionales

El exceso de normativa laboral, los continuos cambios y modificaciones de las leyes, la aprobación de directivas europeas y la firma de convenios internacionales hace que exista cierta dificultad en el cumplimiento de la ley, bien en modo de sanción, multa o descrédito de la imagen de la sociedad. Para ello, las empresas recurren al Compliance Laboral, una serie de acciones que pone en marcha una organización o empresa para evitar las sanciones y cumplir con el ordenamiento laboral vigente.

El Compliance Laboral no sólo son directrices para cumplir con las leyes o normas, sino también incluye una serie de códigos de conducta, principios éticos y normas de responsabilidad social que pretende generar tanto un buen clima laboral, como una imagen de ética más allá de la propia empresa. Así mismo, la aplicación del Compliance Laboral amplía y mejora las condiciones laborales establecidas por el Convenio Colectivo o las normas estales.

Sin duda, el Compliance Laboral afecta a diferentes facetas de la empresa y situaciones de regulación interna de los trabajadores. Son normas que se aplican desde el proceso de selección, la contratación como en la definición de categorías, su retribución o medidas que tienen que ver con la conciliación familiar de los trabajadores o las medidas de seguridad y prevención de riesgos laborales.

No obstante, en la realidad cotidiana de las empresas cada vez se generan más conflictos laborales en base a decisiones normativas tomadas por organismos internacionales o supranacionales con efectos en el territorio nacional. Decisiones que acaban en los tribunales cada vez más a menudo.

Esto está provocando que los responsables del Compliance Laboral tengan que hacer frente al cumplimiento de la normativa estatal, y al mismo tiempo atender y adaptar la sociedad a las obligaciones de organismos internacionales o convenios internacionales. Unos litigios que, en base a la aplicación de normas internacionales, los trabajadores en algunos casos logran derechos por encima de lo establecido y regulado por la normativa española.

Por lo tanto, el Compliance Laboral debe ser un área viva, dinámica y en constante revisión de sí misma. Ni las leyes, ni los usos aceptados socialmente son monolíticos. Los cambios que sufren también exigen modificaciones en los sistemas internos de los departamentos de Recursos Humanos de las empresas. Primero, como objetivo básico, para evitar sanciones; segundo, para anticiparse a los problemas o reclamaciones judiciales como herramienta para generar un mejor clima laboral entre trabajador y dirección de la empresa.

TE PUEDE INTERESAR...

Plan LGTBI: obligatorio para empresas de más de 50 empleados

El pasado 2 de marzo de 2023 entró en vigor la Ley 4/2023 del 28 de febrero para garantizar la igualdad y los derechos de las personas LGTBI. Se incluyó así una nueva norma para el año vigente que pasa por desarrollar un Plan LGTBI, obligatorio para todas las empresas […]

La nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional en 2024

El Gobierno ha anunciado una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) del 5% con carácter retroactivo y entrada en vigor a partir del pasado 1 de enero de 2024. Esta decisión se ha tomado en contra de las organizaciones patronales CEOE y CEPYME que han manifestado su oposición a la […]