El Tribunal Supremo “resucita” la “ultra actividad” de los convenios colectivos





 10 de febrero 2015

 

El Tribunal Supremo  ha establecido en reciente sentencia que las condiciones pactadas en los convenios colectivos siguen vigentes un año después de caducado dicho convenio. Con ésta manifestación de la Sala de lo Social, el alto tribunal anula uno de los puntos estrella de la reforma laboral de 2012, que suprimía la ultra actividad de los convenios colectivos.

 

La reforma laboral de 2.012 establecía que al año de llegada a su fin la vigencia de un convenio colectivo sin nuevo acuerdo, resultaría de aplicación el convenio colectivo de ámbito superior, en lugar de prorrogarse indefinidamente el convenio caducado hasta que hubiera uno nuevo, tal como hasta entonces venía sucediendo.

 

El pleno del Supremo, sentando doctrina y de manera opuesta a tal reforma laboral, ha establecido que las condiciones pactadas en el contrato de trabajo desde el momento mismo de su constitución tienen «naturaleza jurídica contractual y por ello siguen siendo exigibles entre empresa y trabajador por el contrato de trabajo que les vincula, aunque haya expirado la vigencia del convenio colectivo de referencia».

 

Todo ello, significa que se mantienen las condiciones del convenio, al haber quedado convalidadas y relacionadas al contrato o relación laboral que une a las partes (empresa y trabajador), aunque el tribunal sí reconoce que esas condiciones pueden ser modificadas «si concurren circunstancias económicas, técnicas, organizativas o productivas» y que continúa la «obligación de negociar un nuevo convenio».

 

El caso concreto empezó en julio de 2013, cuando una empresa de las Islas Baleares decidió que, al haber transcurrido un año de la vigencia prorrogada del convenio y haberse eliminado la ultra actividad por la ley de reforma laboral, dejaban de tener vigencia las condiciones allí pactadas y, al no existir convenio de ámbito superior, aplicó la regulación mínima como son el Estatuto de los Trabajadores y el Salario Mínimo Interprofesional.

 

De este modo, abonó la nómina del mes de julio de 2013 en dos cuantías diferentes: un período a razón del salario anterior, según en el convenio finalizado, por los días en que aún estaba en vigor el convenio y otra cuantía inferior por el período restante, con arreglo ya al citado SMI.

 

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares declaró ya concedió la razón al trabajador demandante en segunda instancia, a la cual se ha unido la sentencia del Supremo que viene a establecer la conclusión de referencia.

 

Enrique Alcaraz Javaloyes

DPTO. RELACIONES LABORALES

GALAN CONSULTORES


TE PUEDE INTERESAR...

Respuestas prácticas ante las últimas novedades del Covid-19

Tras las recientes medidas anunciadas ayer por el Gobierno en relación a la crisis del coronavirus, numerosos clientes nos están planteando dudas sobre cómo afecta esta crisis sanitaria a sus empresas y cómo deben actuar con sus trabajadores en la práctica. Ante esta situación, queríamos aprovechar y resolver las principales […]

Medidas aprobadas para paliar las consecuencias del coronavirus

El coronavirus ha comenzado a impactar de una forma directa en la actividad de las empresas, afectando de distintas maneras y produciendo problemas en ámbitos como la producción, los recursos humanos, y la tesorería entre otros. El Gobierno ha aprobado hoy un Real Decreto para que tanto las personas infectadas […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

This website uses cookies that are necessary for the register process and the user's navigation analysis. If you continue on this website, we consider that you accept the use of these cookies. You can check our cookies policy.

ACEPTAR
Aviso de cookies