La nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional en 2024

El Gobierno ha anunciado una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) del 5% con carácter retroactivo y entrada en vigor a partir del pasado 1 de enero de 2024. Esta decisión se ha tomado en contra de las organizaciones patronales CEOE y CEPYME que han manifestado su oposición a la medida, finalmente acordada entre el Ejecutivo y las principales organizaciones sindicales. Los empresarios habían propuesto una subida del 3%, pero la falta de acuerdo final ha motivado al Ministerio de Trabajo la aceptación, de manera unilateral, de la propuesta sindical.

La medida, que está pendiente de aprobar en el Consejo de Ministros, beneficiará a 2,5 millones de trabajadores, es decir, al 12% de los 21 millones de asalariados de todo el país. El nuevo SMI supondrá 1.134 euros brutos mensuales en 14 pagas anuales. Esto supone 756 euros brutos anuales con respecto a 2023, y un incremento del SMI del 54% desde 2018.

Economistas expertos no se ponen de acuerdo en el impacto que tienen las repetidas subidas del SMI, puesto que, si bien puede incentivar el consumo y la demanda interna, al mismo tiempo se ha registrado una reducción de la contratación y una rebaja de los salarios más altos. Sin embargo, hay unanimidad en la opinión de que estos incrementos salariales no afectan a las grandes empresas, pero sí de manera negativa a las PYMEs y a los autónomos con personal contratado. A su vez, genera más problemas en determinados sectores concretos, como el turismo y el agroalimentario.

La decisión del Gobierno, que debe publicarse en el BOE, fija el salario anual en 15.876 euros brutos al año. Con las normas actuales, esto supondría que los asalariados que se beneficien del incremento del SMI tendrían que tributar por los 876 euros, cuando con las retribuciones de 2023 no debían presentar su declaración del IRPF.

Para corregir esta anomalía y hacer efectiva el salario mínimo, el Gobierno ya ha planteado el incremento del mínimo exento del IRPF, de tal manera que las rentas mínimas que perciban el SMI no tengan la obligación de presentar la declaración de la renta.

Otro de los efectos que tiene la subida del SMI es la mejora de los ingresos por cotizaciones de la seguridad social. Se estima que cada punto de incremento del salario el Estado recauda 74,24 millones de euros en cotizaciones sociales.

TE PUEDE INTERESAR...

Nuevas y viejas normas para sobrevivir a la ITV laboral 2024

Con el nuevo año, vuelven las complejas obligaciones a cumplir ante la Administración laboral, que cada año suma nuevas exigencias a las ya existentes en el ejercicio anterior. Así pues, dominar todas la normas y requisitos es esencial para solventar las condiciones que debe ir superando cualquier empresa en estos […]

Nuevo reglamento sobre los sistemas y programas informáticos de facturación para empresarios y autónomos

El pasado diciembre se publicó en el BOE el Real Decreto 1007/2023 que regula los requisitos obligatorios de los sistemas informáticos sobre procesos de facturación que afecta a empresas y autónomos, además de incluir exigencias técnicas de obligado cumplimiento para los desarrolladores de estos softwares. Este reglamento desarrolla la Ley […]